El bambú como fibra textil

El bambú como fibra textil

Las telas hechas con fibra de bambú se caracterizan por ser blandas y suaves al tacto y a la vista. Son altamente resistentes a las fuerzas de tracción y flexión, debido a la acumulación de fibras de alta resistencia en su zona externa.

 

No producen ningún tipo de alergia en la piel y son reguladoras termales, ya que en climas fríos, la estructura seccional cruzada de la fibra atrapa el aire caliente, y en climas cálidos, la naturaleza del tejido mantiene el cuerpo fresco debido a su transpirabilidad. Estas fibras retienen la humedad en su microestructura absorbente, y eso hace que el sudor del cuerpo sea absorbido por la prenda y se evapore al contacto con el aire.

 

A diferencia de otras fibras, tiene la propiedad de ser antibacteriana y antihongos, ya que los microbios no proliferan en este tejido. Esto se debe a la presencia de un bioagente natural llamado Bambú Kun, que hace que las prendas fabricadas con esta fibra sean más higiénicas, sanas y antialérgicas. Esto hace del bambú un antibiótico natural, 100% biodegradable, fresco y permeable.

 

A todo esto hay que sumarle su protección frente a los rayos ultravioleta, ya que impide el paso del 98% de los rayos del sol, factor clave en el escenario actual, donde se observa un aumento en la cantidad de enfermedades de la piel producidas, en gran parte, por el crecimiento del agujero en la capa de ozono.


Comentarios